Woman doing breast self exam

Tensión mamaria

La tensión mamaria corresponde a un estado de congestión y presión de las mamas. Este estado puede llevar a las mujeres a tener pequeñas molestias en sus senos o sentir verdadero dolor. Debido a lo usual de este síntoma te traigo un artículo para que aclares tus dudas sobre la tensión mamaria.

¿Cómo se produce la tensión mamaria?

Las mujeres son seres hormonales, pero estas hormonas tienen presentación cíclica. Esto quiere decir que durante cada ciclo menstrual varían en concentración en el plasma sanguíneo. Esta variación hormonal genera cambios fisiológicos en muchos sistemas de forma mensual y pasajera. Las hormonas femeninas implicadas en la tensión mamaria son los estrógenos y los progestágenos.

Unos 7-10 días antes de la menstruación varían las concentraciones hormonales aumentando la progesterona. Esta variación se traduce en aumento en la replicación de células mamarias y en retención de líquido. La retención de líquido intracelular produce aumento de la presión intramamaria, o lo que es igual “tensión mamaria”

 

Durante el embarazo

Durante el embarazo también ocurren cambios hormonales que producen un aumento de los acinos y glándulas mamarias. Sin embargo, esto no tiene repercusión en la mujer durante el embarazo sino durante la lactancia.

Al iniciar la lactancia, la leche se acumula dentro de los acinos y glándulas mamarias. Dicho acumulo de leche produce progresivamente el aumento de la presión en los senos generando la tensión mamaria. La tensión mamaria por esta causa perdura durante toda la lactancia con un patrón cíclico de aproximadamente 3 horas.

 

¿Cuándo debo preocuparme?

La tensión mamaria es un estado fisiológico, lo que quiere decir que es normal tenerla o no tenerla. Es una característica normal que aparezca en una mujer embarazada o durante la lactancia y en el periodo premenstrual. También es normal que sea cíclico y en ambos senos a pesar que alguno tenga más dolor que otro. Y es absolutamente normal que desaparezca con rapidez.

Si el dolor o tensión mamaria que estas teniendo se escapa de las características normales es importante ir al médico. Ya que es patológico, por ejemplo que solo una mama tenga tensión, o que además de la tensión estén enrojecidas. Tampoco es normal que drenen secreciones diferentes a la leche.

 

Deshacerte de la tensión mamaria

Quizás con este artículo estabas esperando un remedio milagroso para quitar esas molestias pero tristemente debo decirte que no existe. El tratamiento para la tensión mamaria es sintomático. Un tratamiento sintomático significa que aplaca las molestias con fármacos o medidas físicas mientras el cuerpo mismo se cura.

Como ya les conté más arriba es un estado pasajero así que lo mejor que se puede hacer es esperar. Y mientras esperas, si el dolor e muy intenso pueden consumir algún analgésico. Recuerden siempre que los analgésicos con mayor potencia para el dolor son el ketoprofeno, ibuprofeco y diclofenac sódico o potásico.

Con este artículo espero haberte ayudado a conocer un poco más tu cuerpo y a relajar  tus dudas. Al igual que puedas identificar las características anormales de la tensión mamaria y acudir a tiempo a tu médico.

Acerca del autor

mInfo

Ver todos los artículos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *